Inicio Hogar y Jardines Estilo clásico

Estilo clásico

400
0

Diseño de Jardines

De la vibrante Italia del Renacimiento y de las grandes maneras francesas surgen los jardines clásicos o formales: sinónimo de refinamiento y buen gusto.

Jardines muy cuidados en los que prevalecen la simetría, la perspectiva y el diseño. Se trazan con auxilio de la geometría, definiendo ejes, remates, figuras y fondos. Se caracterizan por lo estático, lo mesurado y las líneas rectas.

El orden de los elementos es claro y comprensible a simple vista, cada cosa está en su sitio formando un todo armónico. Los colores, siempre en la gama de los verdes, son percibidos en segundo lugar para favorecer la visión de los volúmenes y las texturas.

En estos jardines el arte topiario alcanza su máxima expresión con esferas, conos y espirales; los parterres o canteros son el instrumento perfecto para lograr formas en el piso; el agua es un elemento importante; los caminos de arena o grava están perfectamente delimitados.

El repertorio de plantas es restringido, ellas juegan roles arquitectónicos, solas, como puntos focales, en parejas o grupos como marco de una escena o en líneas continuas. Arbustos persistentes que toleran podas constantes, árboles caducos de tronco despejado y copa globosa o  de fuerte porte vertical para resaltar entre volúmenes horizontales.

Las flores se usan dentro de los parterres para dar un cierto color estacional. Pero también pueden albergar rosas, aromáticas y huertas decorativas, bordeadas con cercos bajos de especies persistentes que preserven siempre las líneas del diseño.

Cuando pensamos en jardines formales se nos vienen a la cabeza los prolijos diseños versallescos. Sin embargo, este estilo no es necesariamente monumental, ni difícil de mantener, ni está tan distante del mundo actual.Siempre es posible reinventar el estilo a partir de un enfoque moderno.

Ana M. Lorenti

Paisajista

Artículo anteriorBuenos Aires se volvió Calabria por un día
Artículo siguienteEDITORIAL